Equidad de Género

";

El 73% de las empresas de América Latina y el Caribe no tienen a ninguna mujer en puestos de liderazgo. Aún contando los enormes avances en materia de equidad en los últimos 20 años, al ritmo actual tomaría 100 años cerrar la brecha de género en las empresas.

Apoyar el liderazgo de las mujeres no es solo una cuestión de hacer lo correcto: Es Rentable.

GAPS

Varios estudios indican que las empresas con más mujeres en posiciones de liderazgo son más eficientes, innovan más, retienen a la gente con talento y son más productivas y competitivas (Fuente BID). Además, el impacto en PBI en la región sería una inyección económica enorme para la región, de aproximadamente un 25%.

Hoy día la sociedad nos exige a las empresas una mayor responsabilidad social, ya que nuestras decisiones afectan al entorno en el que operamos, y nuestra actividad tiene un mayor impacto socio laboral y medioambiental. En consecuencia debemos adaptarnos a esta exigencia social y adoptar posturas de mayor transparencia en nuestras gestiones, incluso algunas hemos visto las ventajas de ser reconocidas socialmente por una gestión responsable.

El ODS 5 de la Agenda 2030 (Objetivos de Desarrollo Sostenible) es el único ODS transversal al resto de los objetivos: así de determinantes son las relaciones de género en nuestra sociedad, las cuales son al fin y al cabo, lógicas de poder.

La diversidad en las empresas está en Agenda y vigente más que nunca, pero también hay esfuerzos vanos que no miden el retorno de la inversión y caen en el riesgo de ser acciones sin efecto.

Algunos Beneficios
-Mayor rentabilidad y productividad de la empresa
-Mayor motivación del total de los empleados
-Mejora de la imagen corporativa
-Mejora niveles de ausentismo y rotación
-Mejora clima organizacional y relaciones laborales

ACCIONES

Bridge The Gap Consultores elabora un Plan de Equidad de género que apunta a desarrollar Políticas favoreciendo el liderazgo de las mujeres y el cambio cultural

Nuestro diferencial es que utilizamos contenidos académicos y basados en la evidencia.

Trabajamos en un modelo GENDER MAINSTREAMING que lleva modelos de programación estratégica y planificación a programas empresariales.

Cómo hacemos para romper este “techo de cristal”?
1. Reconocer el potencial para el cambio promoviendo a más mujeres en puestos de liderazgo.
2. Establecer metas claras y verificables que permitan medir los avances o los retrocesos. Lo que no se mide no se cumple.
3. Entrenarnos en sesgos de género: en recruitment, desarrollo y promoción de carreras.
4. Crear una cultura corporativa que facilite el liderazgo de las mujeres.
5. Favorecer políticas de Work & Life Balance para hombres y mujeres.
6. Fomentar cultura inclusiva de diversidad y prevención de situaciones de acoso/violencia.

Elaboramos un diagnóstico, medición y plan de comunicaciones personalizado para la organización tomando en cuenta la industria en la que está inmersa, características de la cultura, en qué etapa se encuentra, etc.